IRIA VERDUGO ESCRIBANO

Tras sus estudios de Traducción e Interpretación Iria residió en Kioto durante tres años, experimentando la vida universitaria y laboral de Japón.

Experiencia japonesa:

Llegué a Kioto en 2015 con muchísima ilusión, donde estudié un curso de japonés y cultura japonesa durante 1 año en la universidad Ryukoku. La vida universitaria allí me impactó bastante, pues realmente difería mucho de mi propia experiencia: los estudiantes suelen independizarse al empezar la universidad; se unen a clubs o grupos, como el club de fútbol, el de arte, el de lenguas modernas, etc. y se lo toman muy en serio. No obstante, la gran diferencia recae entre los estudiantes japoneses y españoles de 4º curso. Mientras que nosotros estamos ocupados en preparar el Trabajo de Fin de Grado y en terminar la carrera, los japoneses ya se centran en la búsqueda de empleo. Buscar trabajo allí (conocido como 就職活動 /shuushoku katsudoo/) es una competición brutal y, como todo en Japón, sigue un orden y un proceso estricto que dura meses. Después de escribir los CV (muchos a mano), de realizar innumerables entrevistas, exámenes específicos de cada empresa y pruebas de aptitud, los estudiantes reciben las buenas noticias de que han sido aceptados en alguna empresa. Entonces ya respiran tranquilos y se pueden dedicar a hacer el Trabajo de Fin de Grado, que es lo único que les piden en el último año de universidad.

Sobre mí:

Tras graduarme de la UAM, tenía claro que quería seguir estudiando japonés, así que me fui a Kioto en principio para 1 año… aunque finalmente me quedé 3 años. Cuando se acercaba la fecha de expiración de mi visado me di cuenta de que no quería volver a España, con lo que puse todo mi empeño en encontrar un empleo en Japón. Finalmente, cuando ya no me quedaban muchas esperanzas, me contrataron en una pequeña escuela de inglés como profe. Con el tiempo, ese trabajo me empezó a gustar cada vez más, así que hice un curso para poder trabajar también como profesora de español para extranjeros. He estado compaginando ambos trabajos durante 2 años. La verdad es que para los extranjeros, el ámbito más “fácil” donde encontrar empleo es la enseñanza, por la gran demanda que hay. Eso sí, como estudiante tuve otros trabajos (los llamados バイト, a tiempo parcial) de lo más variopintos: modelo, profesora de inglés, guía turística, traductora JP>ES, auxiliar de conversación… Ayuda mucho el saber muy bien inglés u otro idioma y tener un título universitario.

Estudios: Graduada en Traducción e Interpretación

Residencia: Madrid

Contacto: Email / LinkedIn

SOBRE JAPÓN:

En Kioto me encantaba ir al río Kamogawa y pasear por la ribera, sentarme a leer o hacer un picnic con mis amigos allí.

Mi plato favorito es el ramen, pero otros que no se quedan atrás son la sopa de miso o los helados de matcha y kuro goma (té verde y sésamo negro).

El objeto japonés que más echo de menos son los váteres modernos con sus muchas funciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s